InseminacionArtificial-1
Consiste en la introducción en la cavidad uterina del semen capacitado, es decir, procesado en el laboratorio para mejorar su calidad y elegir los espermatozoides móviles progresivos. Éste semen puede ser de la pareja (inseminación artificial de cónyuge – IAC) o de donante (inseminación artificial de donante – IAD). Para conseguir mayores tasas de gestación se realiza una estimulación ovárica con hormonas y posteriormente se provoca la ovulación. A continuación se realiza la propia inseminación, que es un proceso indoloro que no precisa anestesia. Tras un período de reposo de 10-15 minutos, la mujer puede abandonar la clínica y continuar con su activad habitual, no siendo preciso ningún tipo de reposo adicional.

Para realizar esta técnica de reproducción asistida la mujer debe tener por lo menos una trompa permeable, y si se realiza con semen de la pareja, éste debe cumplir unos requisitos mínimos que el equipo médico valorará tras los estudios pertinentes.