Endometriosis y reproducción, un artículo de Margalida Vicens

La Doctora Ana Belén Castel en la reunión de “Baja respuesta ovárica” celebrada en Madrid
abril 27, 2013
Instituto de Fertilidad se proclama campeón de liga
mayo 6, 2013

Endometriosis y reproducción, un artículo de Margalida Vicens

La endometriosis consiste en la presencia de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina. La disminución de la fertilidad y el dolor crónico son las dos grandes expresiones clínicas de la endometriosis. Es propia de mujeres en periodo fértil y, aunque la mayor incidencia aparece entre los 30-45 años, no es excepcional encontrarla en adolescentes o en mujeres menopáusicas.

La endometriosis está considerada como una de las principales causas de esterilidad, aunque la relación entre endometriosis y esterilidad aún no se ha esclarecido de forma definitiva. Se estima que el 25-50% de las mujeres estériles son diagnosticadas de endometriosis, y que el 30-50% de las mujeres con endometriosis son estériles. Sabemos que la asociación entre las formas más graves y evolucionadas de endometriosis y la disminución de la fertilidad se explica por las graves alteraciones anatómicas y funcionales que la endometriosis avanzada produce en el aparato genital femenino. Sin embargo, la posibilidad de que las formas mínimas y leves de endometriosis puedan producir esterilidad continúa siendo motivo de controversia.

Existen ciertas hipótesis sobre por qué la endometriosis puede relacionarse con la esterilidad:
Anomalías en la formación de los folículos ováricos como alteración de la ovulación, disminución de la calidad de los ovocitos (gameto femenino), alteración de la fecundación, reducción de la calidad embrionaria, …
Desarrollo folicular más lento y mayores tasas de cancelación en ciclos de fecundación in vitro (FIV). L
a endometriosis disminuye el número de ovocitos al afectar la reserva ovárica.

Alteraciones del transporte del esperma y su capacitación, causado por sustancias reactivas liberadas por los focos de endometriosis.

Disminución de la receptividad del útero a la gestación, relacionada con una falta de estímulo hormonal.
Inflamación de la cavidad abdominal que rodea el aparato reproductor femenino.

DIAGNÓSTICO

Para diagnosticar la endometriosis podemos realizar:
1. historia clínica adecuada. Reconocer síntomas de dolor pélvico y esterilidad. El dolor clásicamente asociado a la endometriosis suele relacionarse con el sangrado menstrual. La endometriosis profunda también puede acompañarse de dolor con las relaciones sexuales, y ocasionalmente dolor y sangrado durante las micciones o/y defecaciones.
2. exploración clínica que incluye exploración física ginecológica y realización de ecografía.
3. ecografía transvaginal: no es útil para diagnosticar las fases iniciales de la enfermedad pero es la mejor técnica para establecer el diagnóstico de quistes de endometriosis, normalmente a nivel ovárico.
4. laparoscopia: es una técnica quirúrgica realizada bajo anestesia general, mínimamente invasiva y que permite evaluar la cavidad abdominal. Su indicación en la paciente estéril se limita a aquellas mujeres en las que la permeabilidad tubárica no puede ser evaluada eficazmente mediante técnicas de imagen o para realizar el tratamiento en casos de formaciones quísticas pélvicas. Las lesiones endometriósicas se pueden detectar en una laparoscopia realizada en el contexto de un estudio por esterilidad, aunque en la mayoría de las ocasiones el diagnóstico de sospecha de los endometriomas suele ser ecográfico.

5. Otras técnicas como la Resonancia Magnética Nuclear, marcadores sanguíneos, … pueden ayudar a complementar el diagnóstico

TRATAMIENTO

Hasta el momento, la completa resolución de la endometriosis es difícil, por lo que las terapias disponibles buscan reducir el dolor, incrementar las posibilidades de gestación y demorar lo más posible la aparición de recidivas. Existen tratamientos médicos, normalmente consisten en la administración de hormonas, y quirúrgicos.
El objetivo general del tratamiento quirúrgico de la endometriosis es la extracción o coagulación de todas las lesiones visibles, quistes ováricos y adherencias asociadas a la enfermedad, junto con la restauración en lo posible de la anatomía normal. Esta conducta está claramente indicada en el caso del tratamiento del dolor causado por endometriosis pero resulta más controvertida en el tratamiento de la esterilidad. En los casos de endometriosis inicial no suele alterarse la anatomía genital. En el otro extremo, las endometriosis moderadas y severas pueden haber producido tal distorsión del aparato genital que la restauración anatómica no esté al alcance del tratamiento quirúrgico.

TÉCNICAS DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA

– Inseminación artificial: incrementa significativamente la probabilidad de gestación en pacientes con endometriosis mínima y leve. La probabilidad acumulada de gestación se incrementa sólo hasta el 3r-4º ciclo de inseminación, por lo que completado este número es necesario aplicar otros tratamientos como la fecundación in vitro.
– Fecundación in vitro: es un tratamiento adecuado para las pacientes con formas evolucionadas de la enfermedad, responsables del deterioro de la reserva ovárica, de la función tubárica y, en la mayoría de casos, de la esterilidad.

Dra. Margalida Vicens Vidal
Instituto de Fertilidad

Comments are closed.